Comunicados

Comunicados

Sindicato popular de vendedores ambulantes

Somos manteros, trabajadores migrantes y luchadores, que ante el racismo y la violencia institucional que sufrimos cotidianamente hemos decidido organizarnos para luchar por nuestros derechos.

Primeramente, el Sindicato, Tras la Manta y el Espacio del Inmigrante agradecemos a todas las compas, colectivos y entidades que luchan siempre junto a nosotros.

Desde el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona condenamos todo tipo de violencia, sea a quien sea y donde sea.

No venimos de un país pobre, como pretenden decir muchos europeos, venimos de una tierra muy rica, donde no existe en nuestro diccionario la palabra inmigrante. Donde todas las nacionalidades del mundo son bienvenidas. El país de la hospitalidad, donde el extranjero tiene más privilegios y está más protegido. Donde hay valores humanos importantes y una sociedad muy solidaria que sabe compartir y vivir siempre en solidaridad.

Llevamos tiempo luchando contra la manipulación y las acusaciones hacia los manteros. Siempre, cuando se trata de un negro, nuestra versión no es la primera a salir en la prensa. Siempre salen las imágenes y los videos cortados, editados, para demostrar a la gente que somos violentos o delincuentes, cuando respondemos a un acto racista.

No es por nada que hemos arriesgado nuestra vida en el mar y en el desierto para venir en Europa. Cada mantero que veis aquí tiene una carga familiar, y estos están en peligro. Lo que confirma nuestro total desinterés de provocar cualquier tipo de violencia. La mayoría de manteros tiene sus propios oficios, pero no puede ejercerlos por leyes de extranjería y por el racismo que destrozan nuestras vidas. El motivo de esta convocatoria es explicar a los medios de comunicación y a la ciudadanía en general, los hechos ocurridos el día 1 de agosto del 2018 en la Plaça Catalunya de Barcelona.

Ante la gran dificultad de hacer llegar nuestra versión de los hechos, queremos desmentir, desmontar todo lo que se ha vehiculado, y romper con el discurso difamatorio contra los manteros de BCN.

Muchos medios de comunicación nos han llamado para saber nuestra versión, pero al darse cuenta de que nuestras explicaciones son bastante claras y creíbles, se ha intentado nuevamente difamarnos, mientras vemos que la versión del supuesto agredido estadounidense se está vehiculando en todas las televisiones, y sin recortes.

La Vanguardia intenta manipular nuestra versión buscando una tercera persona (mujer). Antena 3 vino a escuchar nuestra versión, grabó 7 minutos y sacó solo 7 segundos absolutamente sesgados y sin ninguna palabra de nuestra explicación de los hechos.

Y siempre es así. No hemos visto en la televisión ni una imagen de la muerte de Mor Sylla, en Salou, de ??? en Francia, o de Mambe Daye, en Madrid.

Somos conscientes de que cuando la policía sale para “cazarnos” van siempre acompañados de sus cámaras, que sorprendentemente sólo graban cuando los negros se defienden.

Sin embargo, hemos visto el video sesgado de nuestro compañero Sidil Moctar, cuando respondió a una persecución policial, y también el video del miércoles pasado, que fue vehiculado en los medios de comunicación de todo el mundo, sin cualquier interés de conocer nuestra versión, facilitando a los políticos llenar su programa electoral de odio y negrofobia.

Les pedimos que dejen de usar nuestras imágenes para ganar votos y que se busquen otras herramientas y soluciones positivas, que se alejen de las políticas coloniales y racistas.

Tenemos la conciencia muy tranquila para contaros cómo sucedieron los hechos.

Lo manteros estaban regateando con unos hombres borrachos, que llevaban una botella de cerveza en su mano, insistiendo pagar un precio que el mantero no podía aceptar. Dichos hombres trataron de tontos a los manteros y utilizaron un discurso muy racista, como siempre.

El mantero les dijo: “Mejor que os vayáis”, y al darse la vuelta, los hombres borrachos le pegaron dos golpes con la botella al mantero, en la nuca y en la espalda.

Los compañeros manteros acudieron a ayudarle y apareció José Bravo, el estadounidense que intentó pegar a nuestros compañeros.

El resto podéis verlo en el vídeo: Los compañeros lo empujaron para evitar que siguiera con su violencia, pero no lo hizo, y hubo una respuesta que lamentamos mucho que haya ocurrido. Sobre todo porque somos conscientes de cómo aumenta la negrofobia ante el hecho de no dejarnos maltratar.

Sobrevivir no es un delito.

Barcelona, 09 de agosto del 2018

Como ocurre cada verano en el Estado español, en los últimos días se han publicado numerosas noticias que fomentan el alarmismo y el rechazo hacia las personas migrantes. Como siempre, varias de estas noticias se han centrado en el colectivo de los vendedores ambulantes.

Esta última campaña de criminalización empezó con un reportaje de Las Mañanas de TVE repleto de imágenes manipuladas e información tergiversada sobre el negocio legítimo de la marca Top Manta, impulsada por los propios vendedores ambulantes para salir del trabajo informal. Dicho reportaje fue seguido por varias “noticias” en las que se retrata a los manteros como bestias peligrosas cuya agresividad se dirige a los turistas y ciudadanos de bien, sin razón ni explicación. La más comentada de estas noticias se ha elaborado en torno a un vídeo confuso, publicado sin contexto en las redes sociales, de un altercado en la Plaza Cataluña de Barcelona.

El vídeo es impactante. Sin embargo, como comentaba la misma usuaria de Twitter que lo subió a la red, no contiene nada de información sobre cómo empezó el altercado. No obstante, el poco tiempo de subirse este vídeo, proliferaron numerosas versiones con textos explicando que el foco de la pelea era un turista que, en una caballerosa muestra de heroicidad sobrehumana, intervino para salvar a una noble doncella que estaba siendo agredida por pisar una de las mantas de las hordas negras con el carrito de su bebé indefenso. Y esta fue la versión difundida, en un primero momento, por varios medios de comunicación y la Guardia Urbana. Las primeras versiones de las noticias también incluían una impactante descripción de las lesiones sufridas por el turista.

A partir de entonces, los medios procedieron a contactar con nuestro colectivo, Tras la Manta, y con los portavoces del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, pidiendo que se aclararan los hechos. Durante ese proceso, pudimos comprobar cómo las versiones del acontecimiento iban cambiando y cómo la gravedad de las lesiones iba disminuyendo. Ninguno de los periodistas tenía claro qué había ocurrido, aunque varios nos indicaron que las versiones que les llegaban no parecían cuadrar con la realidad.

Desde Tras la Manta queremos subrayar este punto, porque indica que los medios de comunicación, en su afán de conseguir clicks, visitas y cuotas de atención y mercado, publicaron la noticia sin contrastar, de manera tremendamente irresponsable y con dudosa ética profesional. Este sensacionalismo degrada al periodismo y a la deliberación pública, aspectos absolutamente necesarios en una sociedad que se presume democrática. Además, como suelen hacer las noticias falsas, fomenta el odio, el racismo y la xenofobia, contribuyendo así a la crispación y conflictividad entre las clases populares. De hecho, en sus declaraciones públicas, el turista estadounidense deja claras sus intenciones de contribuir a esa xenofobia, al repetir verbatim el discurso criminalizador y neofascista de Donald Trump contra las personas sin papeles.

Cuando los medios contactaron con nosotras para aclarar los hechos, ya era demasiado tarde. Los partidos políticos de la oposición ya habían aprovechado el suceso para emitir comunicados criticando al gobierno municipal, pues como buenos cínicos saben que pueden usar la criminalización de quienes carecen de representación política formal para arrancar votos en las inminentes elecciones municipales. Mientras tanto, medios como La Vanguardia ya estaban publicando artículos alarmistas sobre un supuesto aumento en la “agresividad” de los manteros, activando así el miedo pequeñoburgués y el racismo que lo alimenta.

Poco importa que el altercado había empezado mucho antes de que se empezara a grabar el vídeo, tras las provocaciones de un grupo que ni siquiera fue filmado. Poco importa que varios manteros fueron heridos. Poco importa que no hubo agresión alguna dirigida a esa doncella y su pobre bebé. Poco importa si no hubo actos heroicos del turista herido, sino que se apuntó gratuitamente a una pelea ya en curso y aprovechó sus quince minutos de fama para lanzar un mensaje claramente político y de carácter xenófobo. Poco importa que la persona que subió el vídeo a la red ha expresado cierto remordimiento al ver el racismo de las respuestas que ha suscitado.

El daño ya está hecho. La noticia falsa ya se ha viralizado. El racismo ya se ha fomentado. Obligarnos a hablar no es darnos voz. Es quitarse de encima la responsabilidad de haber contribuido a esta crispación. Una vergüenza.

Versión oficial de los hechos #basta ya de difamar sobre nosotros , basta ya de segregación . Las terceras fuerzas no deberían ser  clasistas ni tampoco racistas. Pero vemos una y otra vez como se desvían las mirada de los hechos.

Mientras que nuestros compañeros sufren cada día la violencia por todos los lados, teniendo en cuenta que fueron agredidos primero los compañeros,  y que nadie se preocupa de su estado, nunca hubo ni interés mediático ni tampoco el reconocimiento de los hechos que sufrimos abiertamente.

Siempre se nos ha tratado con violencia y nos han considerado como tal. Cada día se ve y se entiende que la colonización y las imposiciones aún no han acabado, y quien diga que no, queda retratado.

Aqui se ve la falta de interés  de los medios de comunicación de saber la realidad….. otra vez.

Compañeros y compañeras gracias una ves mas por salir a la calle, para denunciar la muerte de nuestro compañero mantero Mame Mbaye Ndiaye.
En primer lugar queremos mandar todo nuestro amor a sus padres y familiares , que hoy estarán sufrido y llorando por este asesinato. A pesar de que no hay nada que calme sus corazones por la muerte de su hijo.
En segundo lugar, un saludo de apoyo a nuestro compañeros manteros de Madrid, que están luchando y pidiendo justicia para esclarecer la muerte de Mbaye.

En tercer lugar, queremos denunciar la impunidad y la violencia de la policía , que durante muchos años ha provocado la muerte de varios hermanos y hermanas y que nunca son condenadas, nunca son encarcelados, porque el sistema racista de Europa, de España ,de Catalunya los justifica. Da igual si son gobiernos de derecha o de izquierda la muerte de los inmigrantes no vale nada para unos o muy poco para los otros.

Lo que le pasó a Mbaye Ndiaye nos puede pasar a nosotros mañana, la otra semana o el siguiente año, cualquier mes, cualquier día, de la misma manera que al compañero, los medios de comunicación, dirán que morimos de un infarto, o paro respiratorio, o que nos caímos, o que nos tiramos, o que nos suicidamos. Mentirán como siempre para ocultar a los verdaderos asesinos y sobre todo demostrar que el muerto es responsable de su propia muerte.

Lo peor de todo es que ningún político, ningún juez condenara a ningún policía, porque son cómplices de este sistema racista y criminal, que mata pobres, mata inmigrantes y sobre todo mata a los negros, porque creen que nuestras vidas no importan. Para los de arriba esto no les quita el sueño, no les interrumpe en nada su agenda política, ellos siguen como si no pasara nada.

La impunidad policial es la que permite que todos los años sucedan estas muertes, la no justicia, la falta de un verdadero juicio, el racismo institucional. Los policías saben que pueden hacer con nosotros lo que quieran, como lo hacen normalmente, saben que no les pasará nada, no importa quien gobierne, se sienten protegidos apoyados y acompañados por todo el sistema racista que les da órdenes.

Por eso les queremos recordar señores políticos que la policía es su responsabilidad, son ustedes quienes les dan órdenes, son ustedes sus jefes, así que no hagan como si no fuera con ustedes el tema. No sean cínicos, ni hipócritas.

A Mame Mbaye Ndiaye lo mató el racismo institucional y las leyes criminales que nos condena a la pobreza, a la cárcel o la ilegalidad.

Frente al destino de muerte que los gobiernos y políticos nos ofrecen, nosotros les contestamos que amamos la vida, que seguiremos viviendo y sobre todo resistiendo y luchando contra sus políticas asesinas y criminales.

No nos iremos, no nos callaremos, seguiremos luchando y denunciando los abusos a nuestros hermanos negros, a nuestros hermanos migrantes,

Seguiremos pidiendo justicia y libertad para todos y todas las migrantes, vengan de donde vengan.

Frente a la situación de los últimos días en Cataluña, desde el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes y el Espacio del Inmigrante condenamos la vulneración de derechos y libertades al pueblo catalán.

Reivindicamos el derecho que tienen los pueblos a decidir sobre su futuro, el cual no debe ser negado ni mucho menos perseguido.

Extendemos toda nuestra solidaridad a las personas y a los colectivos populares que desde abajo y desde siempre han luchado por el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

Estamos atentos a todo lo que está pasando y aunque nadie nos ha preguntado o invitado a ser parte de este momento histórico los migrantes nos hemos autoinvitado; ya estamos acostumbrados a que se piense que no sabemos nada, que no nos enteramos, que no somos ciudadanos, que no votamos, que no sabemos de política, pero están equivocados, llevamos años luchando y resistiendo ante este gobierno español colonial y racista. Hace muchas décadas y siglos que nos declararon su guerra de exterminio y aquí estamos y seguimos vivos. Tenemos claro que como migrantes aquí nos quedamos, por más que nos amenacen, encarcelen o maten, porque si alguien sobra en este país son los de arriba, los corruptos, los gobernantes.

Nosotros miramos que estos días el gobierno está dejando ver en Catalunya su verdadero rostro y vocación, el de la violencia, la represión y el autoritarismo, quieren sembrar miedo en los corazones catalanes. Se creen que podrán agredir, amenazar, amedrentar y pisotear la dignidad de este pueblo que defiende su tierra, sin que haya resistencia. Creen que con porras y policías lograran cambiar su conciencia.

Desde que llegamos a Catalunya hemos mirado dos caras: una Cataluña rebelde, popular y digna que lucha por su derecho a decidir su futuro. A ustedes les decimos que nos sentimos convocados, animados y entusiasmados por lo que en estos momentos están logrando y esperemos que se dé la oportunidad de crear espacios de participación donde quepamos todas y todos, sin racismo, ni exclusión.

Nos gustaría que esta posible nueva república además de desconectarse legal y jurídicamente de España, también se desconecte de su espíritu y mentalidad colonialista y racista. Que lo que se construya sea desde abajo para cambiar su orden legal, social y político, por otro más justo, humano e incluyente, porque en una Cataluña construida desde arriba, con los mismos de siempre poco cambiará para todas nosotras, los pobres, los relegados de siempre, los de abajo.

Pero también conocemos la Catalunya oligárquica, colonial y racista que nos excluye, nos persigue y nos castiga por tener otro color de piel, otra lengua, otra religión otra manera de pensar. Por eso tenemos que dejar claro que tenemos memoria y no olvidamos, que no apoyamos ni acompañamos al gobierno español ni a la Generalitat, porque son dos gobiernos que para nosotros tienen la misma cara; compiten por ver quién caza, encarcela o expulsa más migrantes, compiten por ver quién pone más muros, más leyes, más normas y reglas que nos imposibilite tener una vida digna.

También creemos que esta situación no se arregla desde la legalidad, ni en los tribunales, nuestros cuerpos son la materia perfecta de la maquinaria de la ilegalización, sabemos que los derechos se ganan en la calle.

Por último, creemos, ojalá nos equivoquemos, que la actual situación será más dura, el Estado español prepara la represión con sus policías en las calles y por experiencia sabemos que la represión a quien más toca es a los de abajo, a los organizados, a los pobres, a las excluidas, y a los migrantes, por tal motivo convocamos a todas las migrantes y los migrantes, con o sin papeles a apoyar, a solidarizarse con esta luchas digna y rebelde.

Convocamos a resistir, a rebelarse, a decir NO a la represión, a decir NO a las persecuciones, a decir NO a la cárcel, a decir NO a la violencia, de quien sólo busca tener derecho a decidir su futuro.

P.d; si nadie les quiere imprimir sus papeletas, les decimos que nosotras las imprimimos, porque ya no pueden ilegalizarnos, hace mucho tiempo que lo somos y se nos quitó el miedo.

“Buenas tardes compañeras y compañeros Estamos aquí una vez más por que la policía sigue inventando historias para poder meternos en la cárcel.

Se creen que nos meterán miedo o dejaremos nuestros espacios de trabajo en la calle, pero están equivocados, por que hace mucho tiempo que nosotros los negros, los inmigrantes, dejamos el miedo, en el momento que salimos de nuestras casas con la mochila al hombro, el miedo lo dejamos cuando cruzamos fronteras y nos pegan, nos torturan, nos encierran, hemos perdido el miedo cuando atravesamos los desiertos, las montañas y sobretodo hemos perdido el miedo cuando cruzamos el mediterráneo, esa fosa común, donde tantos hermanos y hermanas han muerto, como resultado de sus políticas racistas y criminales.

Hoy queremos decirles a estos señores y señoras del poder del ayuntamiento, de la generalitat, del estado español, a la guardia urbana, a los mossos , a la policía nacional, a los jueces, que con el miedo y la cárcel, no se arregla nada, no se arregla la pobreza, la exclusión, el racismo y la desigualdad, que tienen que aceptar que aquí estamos, y no nos vamos, que también esta es nuestra ciudad, tenemos derechos aunque no tengamos papeles, que los conocemos y lucharemos por ellos, no nos callaran, no nos espantaran, no nos eliminaran.

Hoy también queremos decirles a nuestros hermanos presos que no los olvidaremos , que no los dejaremos ahí adentro, por que no son ladrones , ni delincuentes, son personas buenas y valientes que lo único que hacen es buscar trabajo para alimentar a sus familias, les queremos decir que su dolor es nuestro dolor, que si están encarcelados también lo estamos nosotros, que no estamos con el corazón bien, sabiendo que ellos están encerrados. Queremos pedirles que no se desesperen, por que los vamos a sacar de la cárcel, cueste lo que cueste, que no lo duden , estaremos en las calles pidiendo su libertad.

Hoy también queremos hablarles a todos los vecinos, organizaciones, colectivos, artistas e intelectuales , para que no se callen esta injusticia, que nos ayuden a denunciar esta guerra contra los manteros e inmigrantes, que no se puede estar a favor de los refugiados y no apoyar a los manteros, que también somos refugiados. Les queremos pedir que levanten su vos contra esta injusticia, que lo denuncien, en sus medios, en sus trabajos, con sus familias, para que los que gobiernan, dejen de meter a los pobres a la prisión.
Por ultimo queremos decirle a nuestro compañero vocero Lamine Sarr, que aquí todo mundo lo conoce sabemos de su gran trabajo, de su pensamiento, de su dignidad y de su fuerza interna, que no lo dejaremos ahí dentro. Sindicato popular de vendedores ambulantes por la libertad de los manteros y contra los montajes policiales 31 de julio 2016.
Como Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona creemos importante dar a conocer nuestra respuesta tanto al escenario actual como a las declaraciones recientes hechas por el gobierno actual en el Ayuntamiento sobre la problemática de los “manteros”.
  1. El gobierno municipal miente a la opinión pública.
  2. A nosotros primero nos prometieron, luego nos mintieron y por último nos traicionaron.
  3. Hasta el día de hoy hemos guardado silencio para que nuestras críticas no fueran aprovechadas por la derecha política y mediática, que nos utiliza para confrontar a este gobierno y debilitarlo.
  4. Nos sentimos engañados y utilizados por este equipo de gobierno, porque nos hizo creer que buscaríamos salidas sociales y laborales al conflicto, pero ahora vemos claro que sólo querían titulares y tiempo para preparar la persecución y la represión, la misma estrategia que utilizó Xavier Trias con los chatarreros y las naves de Poble Nou en julio de 2013.
  5. Mienten con sus famosos planes ocupacionales. Son una farsa, son sólo 10 plazas (y supuestamente 40 más en el transcurso del año, que incluye una cooperativa). Hasta el día de hoy no hay un solo mantero al que se le haya llamado para ser parte de esos planes. Los Servicios Sociales nos dicen que estos planes llegarán algún día, pero que no saben cuándo, y que ellos también se enteran por los medios de comunicación, que no tienen información nueva. Su gran propuesta sólo sirve para hacer creer que este gobierno está dando alternativas, solo es pura propaganda que busca titulares de prensa. Les aseguramos que hasta el día de hoy no son reales, y el gobierno lo sabe.
  6. Mienten cuando dicen que desde el sindicato no han llegado propuestas y que nuestra actitud no es receptiva. Estamos dispuestos a buscar alternativas verdaderas para dejar la venta ambulante.
  7. Hemos llevado varias propuestas como: pagar tasas, hacer mercadillos de fin de semana en diferentes ubicaciones de la ciudad, cambiar de productos. Para nosotros es válida cualquier solución que nos permita vivir con nuestro trabajo. No buscamos asistencialismo de las instituciones.
  8. A día de hoy la represión ha sido la única política que ha sido capaz de desplegar el actual gobierno. La Guardia Urbana y policía secreta nos vigilan y acosan todos los días, sobre todo a los compañeros portavoces del Sindicato, buscando intimidar y desmovilizarnos. Además, ahora esta persecución será en colaboración con los Mossos d’Esquadra. También queremos informar que se está castigando la solidaridad de las personas y colectivos que nos apoyan en esta lucha, realizando identificaciones sin razón.
  9. Mientras comunicación del equipo de gobierno pone el acento en la parte social, la verdad es que su solución pasa por mayor represión policial y judicial, que acabará con cárcel por nuestra parte.
  10. El único motivo para haber solicitado la intervención de los mossos es evitar titulares como único agente responsable de los dispositivos. Lo cual certifica la nula capacidad empática del gobierno para tomar decisiones más allá de costes políticos.
  11. Su propuesta en verdad sólo nos deja dos caminos: la cárcel o el hambre, nosotros elegimos el de la desobediencia y la resistencia pacífica.
  12. Después de este engaño les pedimos a todos que entiendan nuestra desconfianza y por qué dejaremos de creer en este supuesto gobierno del cambio, al que le faltó valor y honestidad para buscar soluciones verdaderas. Nuestra lucha no es sólo por nosotros, sino para todos los pobres que viven de la calle. Si permitimos que nos derroten irán después a perseguir otros colectivos vulnerabilizados que afeen la ciudad. Por eso hay que parar esta ola represiva policial ya.
Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona
Barcelona, 11 de marzo 2016.

Este es un manifiesto dirigido a aquellos que creemos que las vidas de todas las personas valen lo mismo. A todas aquellas personas que deseamos para los demás lo mismo que deseamos para la gente que amamos. A quienes creemos firmemente que el mundo es un recurso que todos sus habitantes deben cuidar y disfrutar con las mismas responsabilidades y las mismas oportunidades. A quienes pensamos que la globalización es un espacio/tiempo para organizar un reparto cada vez más democrático de la riqueza y de la toma de decisiones, en vez de un horizontes a temer y destruir hiriéndolo de fronteras, muros, vallas, leyes de extranjería y políticas securitarias. A quienes trabajamos para hacer que la seguridad sea cada vez un resultado de comunidades humanas más igualitarias y tejedoras de vínculos sociales fuertes, y cada vez menos el objetivo de políticas del miedo que dibujan paisajes donde la pluralidad es una amenaza, la diversidad un enemigo, la pobreza un delito.

Nosotras y nosotros defendemos, por lo tanto, el derecho a la movilidad de las personas que huyen de las guerras o del hambre, de la persecución por razones étnicas, religiosas, de identidad o práctica sexual. También los derechos de quienes simplemente se desplazan, muchas veces con dolor pero siempre cargados de sueños y aspiraciones, en busca de una vida mejor. Estamos empeñadas y empeñados en seguir construyendo sociedades donde nuestras amigas, hijos, madres, vecinos y compañeras tengan siempre la oportunidad de acceder a los bienes y derechos básicos para llevar adelante proyectos de vida dignos. Sabemos que no hablamos en absoluto de utopías, sino de objetivos absolutamente alcanzables.

Concretando estas demandas en el rincón de la tierra donde nos ha tocado vivir, lo que pretendemos es ir desmontando piedra a piedra el elevado muro de la vergüenza que hoy criminaliza la pobreza en el Estado español. Una de sus piezas más duras se llama Ley de Extranjería y entre sus perversos efectos está la condena a vivir sin derechos para miles de personas.

Si repudiamos el muro de Trump no podemos permitir que existan muros visibles e invisibles que impiden que muchos de nuestros vecinos y vecinas no dispongan de un estatus jurídico que les permita acceder, no solo a derechos básicos como la salud o la educación, sino simplemente a vivir.

Ante la imposibilidad de obtener un contrato de trabajo -a la situación de falta de empleo en general se suma, en el caso de la población migrante, el estatus de irregularidad administrativa o de “sin papeles” a causa de la Ley de extranjería-, muchas personas inmigrantes han de buscarse la vida, como sabemos, vendiendo en las calles. La venta ambulante siempre ha sido una vía de obtención de ingresos para las capas de población más empobrecidas. En la Europa de la austeridad y el neoliberalismo, esta es una situación a la que se ve abocada un porcentaje de población cada vez mayor. Para los inmigrantes de origen subsahariano, muchos de ellos residentes en nuestras ciudades desde hace más de 10 años, esta ha sido y sigue siendo una vía de salida que les permite ir sobreviviendo. En ese sentido, las alternativas son pocas: o son explotados como jornaleros o en el empleo doméstico, o venden en la calle. No caben más opciones. Y recordemos, cuando un mantero es condenado por vender, esto cierra de facto cualquier posibilidad de regularización futura debido al tema de los antecedentes penales. Esto es lo que llamamos criminalización de la pobreza.

En el año 2010, gracias a un enorme trabajo de organización y visibilización de la problemática por parte de colectivos de manteros de todo el Estado, la venta ambulante o “top manta” no se llegó a despenalizar, que era el objetivo buscado, pero sí se introdujo, al menos, una tipo muy atenuado. Esto es para determinadas situaciones, como las que nos ocupan, la pena pasaba de cárcel a multas y trabajos en beneficio de la comunidad.

Esta situación se mantuvo hasta el año 2015, momento en el que entró en vigor una de las reformas más restrictivas y cuestionadas del Código Penal, que volvió a penalizar con penas de prisión esas conductas en su artículo 274.3.

Por todo esto, hoy pedimos que las instituciones vuelvan a reconocer, como lo han venido haciendo durante los cinco años anteriores al 2016, que la venta al por menor de productos protegidos por las leyes de propiedad industrial e intelectual, no puede ser penalizada como delito y afectada por penas de multas y de privación de libertad, porque son medidas:

  • desproporcionadas, pues conducen a la imposición de una pena que no guarda proporción con la gravedad de los hechos (cabría recordar aquí que la legislación española considera una mera falta el delito contra la hacienda pública por una cuantía inferior a 120.000 euros)
  • ilegales, porque contradicen el principio de intervención mínima, esto es, el recurso al derecho penal como última ratio. En ese sentido y como se ha señalado, la venta ambulante fue despenalizada en el año 2010 
  • inadecuadas, ya que la finalidad de prevención general asociada a las penas no concurre en los casos que nos ocupan debido a la inexistencia de políticas que faciliten la integración laboral y social de las personas que desarrollan la venta ambulante. Así, cuando uno necesita sobrevivir y no tiene otra salida, ni siquiera la cárcel es una amenaza disuasoria      
  • injustas y antidemocráticas: porque en ausencia de una política criminal coherente con nuestra Constitución, criminalizan la pobreza a través del Código Penal

PEDIMOS, EN DEFINITIVA, LA DESPENALIZACIÓN DEL “TOP MANTA”

503_manteros_lamine_20_12_2015_angel_garcia-compressor

Categorías